lunes, 8 de septiembre de 2008

Con el corazón desgarrado

Esta noche se cumplía un año. Parecía mentira, pero ya habían pasado 12 meses, 365 días... tanto y tan poco tiempo, todo cuestión de perspectiva.
Su llama se había apagado... con un débil suspiro terminó su vida, aunque por fin había cesado el sufrimiento en la corta existencia de Clara, clara y oscura a una vez.

Todo había comenzado meses atrás, cuando un día estaba tranquila en el patio del colegio junto a sus amigas, inocentes, ausentes del dolor que padece la gente. En ese momento, comenzó a sentirse mareada y, si no llega a ser por los gritos histéricos de su amiga Mae, no lo hubiera contado.
A los pocos minutos, ya estaba en el hospital sometiéndose a pruebas... los médicos la miraban con cara de preocupación: Está grave, decían. Y, sus fuerzas desembocaron en un profundo estado de coma.

Pasaron varios meses, y Elena, su hermana menor, no se separó un segundo de ella... llorando, y con cada lágrima iba un deseo por su hermanita... Hasta que una mañana, al poco de amanecer, Clara despertó, desorientada, trató de incorporarse en la cama, aunque sin éxito... Durante algunas horas, pareció revivir, pero cuando atardeció empeoró notablemente...
A Elena la dejaron fuera de la sala de operaciones, pero allí estaba su corazón, que se desgarró cuando poco después salió su madre echa un manojo de nervios y lágrimas: Clara no había sobrevivido a la difícil intevención de su delicado corazón... Aunque, una última sonrisa alumbrço su cara antes de expirar, por fin dejaba de sufrir...

Durante mucho tiempo, Elena no quiso hablar con nadie, sin saber por qué, se sentía culpable, notaba que le había fallado a su hermana... Y, un año después, otra vez a la misma hora, rota de dolor por un drama no superado, falleció... y, por fin, se sintió tranquila

2 comentarios:

  1. Bonita historia, es desgarradora... A ver si me pongo y hago el relato semanal >.<

    Besos^^

    ResponderEliminar
  2. Gracias...
    Si te viene la inspiración te saldrá una historia genial

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.