miércoles, 11 de febrero de 2009

Tener miedo

En la mesa de al lado, tan sólo un metro de distancia, se encuentran esos ojos que me hacen soñar cuando se cruzan nuestras miradas.
En la silla de delante, otra vez cerca, muy cerca, volvemos a encontrarnos con esa silueta que sería capaz de reconocer hasta el la penumbra más absoluta...
De pie, próximo, sentado, cercano... no importa el modo, el lugar o la distancia... sólo me importa el dueño de esa mirada, de esa figura, de esa tintineante risa que suena en mis oídos como música celestial...
Mis miedos se desarrollan con la primavera, con la edad dorada de los corazones... con esa adolescencia tan amada, tan odiada... tan paradójicamente nuestra, tan dolorosamente mía...
Tengo miedo de amar, la experiencia juega en mi contra...
Tengo miedo de besar, de fundirme entre esos brazos que me hacen suspirar... no soy capaz
Tengo miedo de sentir, de experimentar ese sentimiento que me hace balbucear, que me desconcentra cuando necesito atender, que me desconcierta y desenvuelve la caja de las emociones que estaban en el valle... y también temo que ese amor ciego y loco me nuble el entendimiento...
Tengo miedo del rechazo, de las risas... las intuyo y las temo, mi frágil autoestima no soporta la lluvia ácida de las burlas...
Tengo miedo de mí misma, tengo miedo de su reacción, no sé si conoceré la manera de encajar las respuestas, para bien o para mal... no me veo preparada
Pero sobre todo, tengo miedo del miedo, esa sensación que me paraliza y me impide actuar...
Y, lo más curioso de esto es que también tengo miedo de no tener miedo... y no quiero tener miedo al miedo... y no sé no tener miedo a tener miedo y tengo miedo del infinito

3 comentarios:

  1. Te ha quedado genial, como todo lo que haces Sand. Bss

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias chicas!

    Ninfa, te pasas con los halagos :$

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. No me paso. Digo siempre la verdad y sin pasarme pero sin faltarme.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.