viernes, 29 de mayo de 2009

El saquito

Al nacer me dieron una pequeña bolsita que llevaba un regalo muy valioso que debía conservar hasta que encontrara a la persona que merecía compartir mi regalo con ella, y aún así, me dieron un último consejo, no le des toda tu bolsa, puede haber más de una persona especial y si es necesario, no dudes en reclamar tu parte, pues a todos se les entrega un saquito igual que el que ahora tienes sobre tus manos.
Era un tesoro que decidí proteger con mi vida y mi integridad si era necesario, pues cuando terminara la bolsita, no tendría más y si lo derrochaba perdería su valor de inmediato.
Pasaron años y penurias, alegrías y sufrimientos... y decidí poco a poco ir repartiendo su contenido.
¿Y qué llevaba? Pues de lo más importante para una persona... AMISTAD

¿Te ha llegado tu parte? Espero que sí y que valores como el pequeño saco ha decidido elegirte entre los destinatarios de tal cualidad.

Disfrútalo y aprovecha al máximo tu bolsita, recuerda... sólo tenemos una, y ¡es de gran valor!

2 comentarios:

  1. Acá tendremos una bolsita? espero que si.
    Creo que esa bolsita con lo que te entregan los demás de las suyas, nunca termina, ya que esta siempre vuelve a llenarse^^

    ResponderEliminar
  2. Sand, espero que algun dia podamos compartir esa bolsita que yo no he logrado compartir con alguien.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.