viernes, 27 de noviembre de 2009

No confíes en mis palabras

Siempre he dicho que soy una persona sincera -aunque más de uno me haya acusado de lo contrario-, y ahora me doy cuenta de que es totalmente falso. Miento y he mentido (¿Quién sabe si seguiré mintiendo?)
Miento cuando digo que estoy bien, no sé a quien pretendo engañar... hace mucho que no lo llevo bien, muchos años; aunque nunca como ahora. Y me harto de decir siempre lo mismo y ser una hipócrita con el mundo...
Miento también cuando río, pues no hago más que seguir el antiguo proverbio: "Ríe cuando quieras llorar". Y creo que nadie se ha dado cuenta de que mis risas son falsas, mis verdaderas risas no son así, de hecho, son muy escasas y hace tiempo que no las experimento. Supongo que es un intento inconsciente de hacer ver que estoy viva, pero sigue sin ser la verdad...
Miento además cuando finjo que algo no me importa, y escondo detalles que había notado pero me da vergüenza confesar que los había sentido. Desde pequeña he sido muy observadora y esta memoria que tanto odio me hace fijarme en detalles que muchos considerarían insignificantes... y que ya nunca desaparecerán de mi memoria, por muchos años que pasen.
Miento cuando digo que no me molestan algunas cosas, claro que lo hacen... por el momento no soy un trozo de madera sin sentimientos (aunque lo desee cada vez con más firmeza... porque, ¿para qué me sirve sentir? Sólo me causa una pena tras otra)
Miento cuando digo que no recuerdo mi infancia, y esta es la última mentira que he descubierto. El problema es que la recuerdo con demasiada nitidez... pero esto es sólo cosa mía.
Miento cuando hablo, me miento cuando pienso, sólo no miento en dos ocasiones... cuando escucho y cuando siento. Pero te mentiré cuando me preguntes por ello.
Y realmente detesto tanta mentira, pero pienso que es mejor que no me conozcáis... más de uno se llevaría una sorpresa (no sé si para bien o para mal)
En fin, ya sabéis a quien tenéis delante vuestro... Ya sabéis que detrás de esa chica -o niña que se niega a crecer, atrapada en el pasado- tenéis a una gran hipócrita. Le pese a quien le pese, es una de las únicaas verdades que diré abiertamente...
Así que no confíes en mis palabras, tan sólo en mis silencios... son los únicos que no te engañarán.

6 comentarios:

  1. Mi niña!!!! Si es que en eso nos parecemos, hay quien me ve alegre, pero no sabe realmente como me siento, aunque tampoco pienso mostrarlo. Soy demasiado terca.

    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  2. Lo sé, y creo que en parte nos llevamos bien por eso... ahora mismo eres quien mejor me conoce.
    Muchos besos ;)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Sand.
    Creeme, que entiendo la sensación, no con los mismo matices, pero sí que entiendo.

    Siempre he pensado que en ocasiones es mucho más sincero un silencio, que cualquier palabra.

    Besos y animo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias... por eso me he propuesto aprender a callar
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  5. Aish, la vida que puñetas nos hace. Me gusta y me identifico. Yo sobre todo, lo hago para que no se preocupen de mi, para que sean felices los de mi alrededor y asi pueda serlo yo. El silencio ayuda, muchas veces. Yo me entiendo XD

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que alcances así la felicidad...
    En estos momentos, a mí me resulta imposible :S
    Ah! gracias!

    Y besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.