miércoles, 18 de noviembre de 2009

Silencio

Silencio, tú que hablas más que las palabras, dime qué ha pasado. Dónde he estado mientras todo ha cambiado, quién se ha encargado de tergiversarlo todo, cómo lo has hecho para que el tiempo siguiera su curso sin que me diera cuenta.
Silencio, tú que me sigues allí donde voy, cuéntame todo lo sucedido en mi ausencia. Por qué he estado ensimismada en otro mundo mientras todo avanzaba a mi alrededor. Cómo los más niños han dejado de serlo mientras yo me quedaba en el lugar de partida.
Dime cómo has permitido que me pasara eso, que de pronto vuelvo a la realidad y no encuentro mi lugar, que no reconozco a nada ni a nadie de todos aquellos que un día estuvieron a mi lado.
Por favor, explícame qué has hecho para que no supiera ver al frente, para que tan sólo viera un reducido espacio a mi alrededor... y dime después por qué de pronto me busco y no sé donde estoy.
Porque con tu compañía perpetua he logrado forjar una armadura inquebrantable, porque junto a ti, silencio, he crecido y me he ido alejando progresivamente de la realidad. Porque olvidé el significado de las palabras, porque de mi mente desapareció el concepto de conversación coherente.
Y, silencio, te pido por favor que me dejes libertad y darme cuenta de cómo es mi entorno, de lo que ha cambiado desde que me fui. Permíteme dejar de ser esa niña que se siente pequeña, déjame sentir y no en silencio.

4 comentarios:

  1. Me estan gustando mucho estos relatos acerca del silencio... qué gran tema.. =)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!
    El silencio, parádojicamente, dice mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso texto ^^.
    El silencio siempre lo cambia todo y transforma el modo en que ves las cosas. Pero sirve para encontarnos con nosotros mismos.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Como bien señalas hay silencios que dicen más que cualquier palabra. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.