lunes, 7 de diciembre de 2009

Instantes


El reloj pronto volverá a marcar el paso del tiempo, ese tiempo que se va y nunca volverá, ése que nos hace vivir -o morir en vida-. Las manecillas avanzan sin detenerse, sin importarles si estás o no preparado para seguir, sin preguntarte si necesitas parar a tomar un respiro, no, nunca se preocupan por ti.
Y, te quedarás ausente, inconexo a la realidad si decides descansar, porque el reloj no estará a tu lado para marcarte el paso de ese tiempo que continuará sin fin, sin fin y sin ti.
Así que agárrate fuerte a cada minuto, a cada segundo, porque es lo único que queda al final. Y, vívelos, porque luego no volverán y te arrepentirás de haber dejado pasar las oportunidades de tu vida, esos instantes que podrían haber cambiado tantas cosas, que dejas pasar por miedo o mil otras razones y que luego te remuerde la conciencia haberlos dejado pasar.
Ves también como sin apenas darte cuenta ya no eres aquel niño que no hace mucho jugaba sin parar, sin importarle nada más que su propia diversión, y las pataletas del cual se iban tal cual venían. No, ahora eres una persona adulta o casi adulta, que se ha de enfrentar a la realidad le guste o no; y en esa realidad viene implícito luchar por vivir cada momento, y no dejar que el tiempo pase más rápido de lo que ya lo hace, pues si no, te encontrarás un día en el final de tu vida, y sin haber vivido.

Y, reloj, amigo traicionero, aún no ha llegado el día en que seas mi rey absoluto.

[etc]

2 comentarios:

  1. El tiempo pasa, nos guste o no. El reloj no se detendra por mucho que lo deseemos.
    Siento tener que decirte que el texto de mi entrada no es mio, es un articulo que encontré por internet...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El tiempo es el enemigo de la vida, nos da lo justo para que aprendamos a valorarla como se merece y cuando lo hacemos ya es demasiado tarde.
    Genial el blog. Saludos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.