domingo, 21 de febrero de 2010

Tan sólo una muñeca

 

Soy sólo una muñeca, de trapo, inánime.
Ya no me queda más que dejarme mecer por el viento, pues aunque mi cuerpo resista -el trapo permanece inalterable por más que pasen los años- mi alma cada día está más y más hecha jirones.
Y aunque sonría, me duele. Aunque ría, me engaño. Sólo quiero llorar... pero es difícil elegir el momento oportuno para hacerlo; ése en el que nadie te pregunte ¿por qué lloras?
No quiero que nadie me pregunte, por eso más de una vez me aguanto las ganas. Además, ¿desde cuándo las muñecas de trapo tienen derecho a sentir?
Porque nunca fui una de esas muñecas tan admirada, no fui una muñeca de porcelana, de ojos melosos y apariencia cautivadora.
En su lugar, me hicieron de un trozo cualquiera de tela, sabiendo desde el principio que jamás nadie se fijaría en mis ojos, tan sólo pintados de cualquier manera. Desde los orígenes estaba predestinada a pasar inadvertida, a ser un juguete que pasaría entre las manos sin dejar huella y acabaría en el cajón del olvido, de donde nadie lo rescataría.
Y nunca, o eso parece, nadie se ha parado a pensar que también mi sencillo corazón necesita que lo quieran, que aunque desgarbada, también me gustan los abrazos. Al fin y al cabo, esto es algo común a todos, o eso me gusta creer.
Esta muñeca de trapo, remendada por más sitios de los que aparecen a simple vista, le gustaría ser querida... pero claro, eso es un sueño. Y no está bien que un simple trapo cumpla sus sueños.
En lugar de eso, me iré de nuevo a mi cajón, donde olvidada con otros muchos cachivaches, pronto no quedará nada de mí en la memoria de quienes me han conocido.
Quizá sería mejor. Me dejaré caer al abismo hasta que de mí no quede más que una simple tela deshilachada con una sonrisa emborronada por los años.

10 comentarios:

  1. Ánimo y no te dejes vencer por los remiendos ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias manita, veremos que puedo hacer...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Eres más que esa muñeca! Aunque a veces te sientas como tal.
    No te dejes vencer por el viento que intenta arrastrarte.

    Mucho ánimo eh? ;)

    ResponderEliminar
  4. Sand, no eres una muñeca. Una muñeca no siente, y tu sientes mucho, eres una gran persona que no se merece compararse con una muñeca de trapo, solo que la vida hace llorar a quien debería estar sonriendo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. También me he sentido así
    como una muñequita de trapo a la que un día todos admiran, y al otro día está olvidada en un rincón...
    ánimos! y sigue escribiendo
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Duna... Gracias (hablando de viento, hoy casi me vuelo literalmente xD)

    Belén, es más que eso. Más allá del sentimiento es la comparación entre la simpleza de una muñeca de trapo, tan común y también una muñeca de porcelana, de esas que todos quieren y son frágiles y bellas.

    Little Miss Sunshine, gracias!

    Besos a todas!

    ResponderEliminar
  7. ¡Puf, me has sumido en la tristeza! La verdad es que no estoy de acuerdo: a mí siempre me han parecido más reales las muñecas de trapo, porque al abrazarlas se funden con tus brazos cosa que las de porcelana no hacen ;) Besos.

    ResponderEliminar
  8. Si yo también prefiero las de trapo. Pero para mí viene a ser algo como la comparación entre los cánones de belleza (muñecas de porcelana) y las personas corrientes, quizá más simples, pero más cálidas (muñecas de trapo)

    Muchas gracias y besos!

    ResponderEliminar
  9. Lo he leido y releido, y nose si e sporque se me hace familiar lo de la anorexia, s eme ralaciona con eso ¿a que se refiere exactamente?

    Besitos fashionistas

    ResponderEliminar
  10. Creo que tiene más interpretaciones que las que le pretendí dar en un primer momento.
    Tan sólo quería comparar la simpleza de una muñeca de trapo, lo desapercibida que pasa para el mundo... con mis propias experiencias. Y, realmente ahí también puedes incluir los trastornos alimentarios, pues aunque no los he tenido, realmente me he visto tentada con tanta burla que he tenido por mi físico v.v

    Gracias por leerlo y opinar al respecto.

    Besos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.