lunes, 5 de abril de 2010

La llamada

Con un redoble de tambores se anunció una nueva actuación en aquel programa de variedades con un formato tantas veces utilizado. Tantas veces que ya me aburría. Y la actuación no era más que uno de esos grupos de pop clónicos de las estrellas estadounidenses de tiempo atrás. Siempre por detrás... ¡bien vamos!
Así que, hastiada, cogí el mando de la televisión y dudé si estamparlo contra aquélla. Pensando que sería un gasto inútil de tiempo y dinero, recapacité y simplemente la apagué. Por fin dejaban de sonar los endiablados tambores en mi cabeza. Silencio. Lo necesitaba.
¡Ah, pero no! Se ve que el silencio y yo no nos llevamos bien. En la otra punta de la casa sonó el teléfono y cuando fui a cogerlo, se cortó. Lo de siempre, claro. Después de casi matarme tres o cuatro veces, cortan. Con el ánimo un poco tocado y esperando que quién había llamado fuera uno de tantos publicistas y vendedores de packs de teléfono e internet, miré la lista de llamadas perdidas.
De pronto, la expresión de mi cara cambió... y los ánimos también se calmaron. Quien llamaba estaba muy lejos de querer venderme la oferta de mis sueños que me haría pagar menos de la mitad de mi consumo con Telefónica. Era una de esas personas que con el tiempo se ha ganado el título, porque es un título más valioso que el de conde o duque, de AMIGO. Y evidentemente, un amigo no me iba a ofrecer lo que antes había pensado.
Sin dudarlo, le llamé. Y quedamos para pasar la tarde.
Quizá esto a cualquiera le pudiera parecer una acción rutinaria, e incluso simple. Pero para alguien que ha estado durante años casi enclaustrada y deseando poder hacer lo que cualquier otra persona de su edad, es toda una noticia. Poder pasar la tarde con amigos, reir despreocupadamente y también compartir momentos buenos y malos. Algo único.
Porque la amistad es lo más bonito que nos puede pasar. Lo que hace que merezca la pena vivir. Más incluso que el amor, que es efímero aún cuando sea poderoso. Porque un amigo, si es de verdad, estará siempre ahí.
Y sin más pensarlo, cogí dos cosas, y salí de casa.
Dispuesta a comerme el mundo. Junto a los AMIGOS.

8 comentarios:

  1. Adelante.
    Cómete el mundo y mucho más :)

    ResponderEliminar
  2. Que gusto volver a leerte.. después de mi ausencia..

    Bello disfrutar de tus letras.


    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  3. Hola! Pues ya sabes, a mordiscos bien grandes! jaja

    Últimamente también yo estaba algo encerrada en mi casa, me costaba salir, pero estoy siguiendo tus pasos :P

    1Beso.

    ResponderEliminar
  4. Smily! Muchas gracias =)

    Adolfo, un gusto reencontrarme con un comentario tuyo. Gracias!

    Duna, se intentará. Pero realmente era sólo un relato que ha surgido de una frase, poco personal xD
    Eso sí, está muy bien que salgas!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas graciass!!! jajaj sí que te has acordado :D

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. Me alegra que gente como tú escriba, gente llena de ilusiones y con muchísimos proyectos de futuro,mucha suerte y mucho ánimo Sandra,que espero que sean cosas que no necesites nunca en tu vida. Que sepas que estoy segura de que mucha gente como yo tiene el placer de leerte alguna vez y experimentar en ti una bonita y pura adolescencia.
    Espero que algún día puedas demostrar lo mucho que vales.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias!
    Ahora mismo estoy emocionada y algo temerosa de no saber elegir bien las palabras para responder a tan halagador comentario.
    Me da la sensación que nos conocemos de antes, y al mismo tiempo, tengo miedo de saberlo.
    Muchas gracias de nuevo y besos =$

    ResponderEliminar
  8. Sandra, gracias por la grafía que se me ha escapado :S ya está corregida :P

    Y, bueno no es por nada en espeial, o sí... bueno, nada demasiado importante, que no tiene mucho que ver con la entrada, solo una manera de dejar sallir algo de dentro (como siempre).
    El estar esperando una palabra de ese álguien en un día que es "especial" para ti(aunque se está combirtiendo en algo superficial) y no escucharla jamás...

    Me como la cabeza xD

    1Beso

    PDT: Señor comentario elde arriba, sí señor!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.