domingo, 9 de mayo de 2010

Flores de Mayo.

Un día deja paso al otro, y de pronto ya estamos a más de la mitad de la primavera. Mayo.
Y llueve, llueve como si el mundo se acabase.

¿Es posible que el tiempo se haya aliado conmigo?
Porque en estos momentos, me está interpretando a la perfección.



Flor traicionera, que no abres tus pétalos, tan sólo encandilas al ingenuo observador, le vendes tu esencia... y cuando se la muestras, te marchitas.
Y te vas, sin dejar nada de ti más que un resto mustio de una admiración efímera.


El tiempo es efímero... y cuando te quieres dar cuenta, todo se ha ido. Y te quedas ahí, pasmarote, deseando poder volver atrás y cambiar algunas cosas, y vivir otras.

6 comentarios:

  1. Bonita entrada ^^. Me ha gustado y la verdad es que yo muchas veces me siento igual, aunque sé que no hay que pensar en el tiempo, sino disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario!
    Sí, hay que seguir el tópico del "Carpe diem", pero nunca lo hago...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. hola! muy bueno el texto, me encanta. lo único es que si es verdad que te has aliado con el tiempo... media a ver si se porta un poquito bien conmigo tmbien jajajaja

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Muchas gracias por el comentario ^^
    La alianza creo que se limitaba a ayer, porque hoy está el sol fuera y alegría ninguna :S
    jejeje

    Besos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.