sábado, 26 de junio de 2010

Con los ojos cerrados no duele soñar



Con los ojos cerrados soy feliz. Puedo verte de nuevo, oirte quizá y sentirte cerca de mí. Con los ojos cerrados vuelvo a ilusionarme y pienso que todo no está perdido. Te veo a mi lado, con tu sonrisa de siempre y con el brillo de tus ojos cómplices.
Con los ojos cerrados puedo alcanzar todos mis sueños. Entonces, ¿para qué abrirlos?

He soñado que nunca despierto, que siempre nos queda la noche, que nada nos separa y volvemos a hablar como si no existiera el mañana.
He soñado con mil besos imposibles, con caricias amables y tiernas que me hacen sonreir, reir... gozar.
He soñado que puedo contar contigo siempre, que nunca te vas. Pero es un sueño. Entonces, ¿para qué despertar?

Porque... si con los ojos cerrados sueño y con los ojos abiertos la realidad me golpea, si con los ojos cerrados vuelvo a ser feliz, a sonreir; y con los ojos cerrados sólo encuentro amarguras y llantos... ¿por qué tengo que despertar?

Pido soñar por siempre, nunca despertar. No quiero despertar otra vez en este mundo.

¿Puedo?

Quiero ser feliz, y eso sólo lo consigo con los ojos cerrados.

7 comentarios:

  1. Cerrar los ojos e imaginarte cosas es de las mejores sensaciones :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues eso mismito fue lo que le ocurrió a la Bella durmiente.

    Saludos,
    Sara.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por los comentarios.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. HOLAAAA NIÑAAAA

    WOOW TU BLOG ESTA MUY BONITO E INTERESANTE.... TU POSTBDE LOS OJOS CERRADOS ME GUSTO MUCHO.

    MUCHOS SALUDOS

    ResponderEliminar
  5. Cerrar los ojos es una de esas sensaciones que sabes cómo empiezan, pero no cómo terminan...
    Saludos,
    Enrique

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Cierro los ojos muy amenudo y es una manera de refugiarte del mundo amenazador, pero siempre puedes llevarte una sorpresa al abrirlos... y hasta que no lo hagas, no sabrás si está es buena, o por el contrario mala.

    1Beso.

    ResponderEliminar
  7. Cerrar los ojos y soñar es bello, pero perderse las escondidas maravillas del mundo es poco menos que un delito. Despierta y disfruta de los amaneceres, en algún momento habrá además caricias amables mientras tanto, sonrisas y risas interminables. Soñar está bien, pero vivir los sueños es posible.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.