martes, 22 de junio de 2010

Recuerdos a fuego lento

Quizás anclado en el pasado se encuentra un recuerdo que ya no tiene lugar. Recuerdos que no tienen sentido y pese a eso se cocinan a fuego muy lento, pero no dejan de borbotear y manchar el presente.

El caldero donde dan vueltas pausadamente todas las pesadillas, todas las esperanzas vanas y los sueños rotos... Todo pertenece al pasado, cada vez más lejano... y aún así la relatividad del tiempo hace que parezca que sucedió ayer. Y no, ¿cuándo sucedió? Ni se sabe.

[...]

Y la receta continúa cocinándose, se le añaden más ingredientes con cautela, procurando que no salpiquen y se queden allí. Falta la clave, que por una vez no es una pizca de sal... Es el miedo, los miedos. Porque en este caldero donde se remueven temores y esperanzas, flota sobre ellos como aceite sobre agua el miedo.
Y como no se encuentran las fuerzas para echarlo de una vez, va ganando terreno y se convierte en una máscara con vida propia.

La receta no se ha seguido, el objetivo no se ha cumplido, todo sueño se ha evaporado... Ahora los miedos flotan en una nube invadiendo todo a su paso.

Sí, tengo miedo... A sentir y a decir lo que siento.
El pasado forma parte de nuestro presente y nos encadena con grilletes muy difíciles de romper.

3 comentarios:

  1. Hermoso texto, manita. Mucho ánimo^^

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Arriba Sand!! Tú puedes!
    No lo crear perdido todo.

    Aquí me tienes, eh? por si necesitas hablar.

    1Beso

    ResponderEliminar
  3. ¿Soñaste con caramelos? Bueno, no llores eh! Que te veo hasta dormida ¬¬

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.