jueves, 4 de octubre de 2012

Vuelta a casa

Ha pasado más de medio año desde que despidiera temporalmente el blog, y no quiero ni saber cuánto hace que no escribo un texto en condiciones. Entre tanto, este pequeñuelo ha cumplido cuatro años y no le he dedicado ni una palabra hasta estas que ahora redacto.
Sin embargo, durante todo este tiempo he tratado de buscar inspiración y de escribir, y aunque no estoy muy segura de haberlos encontrado, sí debo decir que desde este momento queda reabierto este espacio.

El título que he escogido para encabezar la entrada es paradójico si tenemos en cuenta que ahora mismo estoy en el extranjero disfrutando de una Erasmus y hasta diciembre no volveré físicamente a casa. Aún así, este blog ha sido durante mucho tiempo una casa para mí, por lo tanto, se merecía que lo mencionara.

Espero poder publicar cosas interesantes y, si no, lo siento. La neurona no da más de sí y mi cordura hace tiempo que me abandonó (ejem, ejem).

¡Un abrazo y hasta la vista!

1 comentario:

  1. ¡Bieeeeeeen! :D Me alegro mucho por ello, espero verte escribiendo más cositas^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí.
Espero que lo que hayas leído haya sido de tu agrado.
Un saludo y hasta la próxima.